Llámanos ahora: 91 029 02 79 Contacte con nosotros  |  Iniciar sesión

Marketing emocional: vender emociones

El marketing emocional es aquel que plantea estrategias centradas en conectar con el público a nivel subconsciente, pretendiendo despertar una serie de sentimientos o emociones.

La clave para del éxito en el marketing emocional es, como en muchas otras estrategias, conocer y empatizar con el público objetivo. ¿Cuál es nuestro cliente ideal? ¿Cuáles son sus problemas? ¿Cuáles son sus necesidades? ¿Cómo podemos mejorar su vida? Esta reflexión a fondo nos permitirá construir esa historia con la cual se identificará.

Las redes sociales son actualmente la gran puerta de entrada a las emociones de nuestros potenciales clientes.

El 80% de las compras son impulsadas por las emociones y una campaña emocional tiene alrededor de un 31% de éxito, mientras que una campaña racional obtiene cerca de un 16%. Lo más recomendable es combinar ambas.

Lovemarks

Las denominadas lovemarks son marcan que se posicionan en la mente del consumidor a través de las emociones y son siempre la primera opción para éste. Buenos ejemplos de ello son Coca-Cola o Apple.

Se trata de algo más que un refresco o un artículo tecnológico, se trata de una enseña que ha conseguido crear una comunidad fiel a su alrededor, a la que ni se le pasa por la cabeza comprar un producto de la competencia.

Las lovemarks son marcas que han sabido humanizar sus valores, acercarse de igual a igual a la persona. Han sabido, a través, a menudo, del storytelling, trabajar los atributos y valores, enganchar y llegar a conectar emocionalmente con sus clientes.

Emocionar en el punto de venta

A pesar del auge de las compras online, no debemos olvidar que el 34% de los españoles prefiere hacer sus compras en espacios físicos.

El contacto directo con el producto, la relación humana con el dependiente, la rapidez de las devoluciones y cambios y la seguridad que ofrece comprar en físico son las principales razones por las que preferimos acudir a un establecimiento en lugar de comprar en un e-commerce.

Por tanto, una gran parte de estas emociones del potencial consumidor se generan en los espacios físicos, tanto a través del impacto visual como de la experiencia de compra en sí misma.

¿Qué emociones utiliza la publicidad?

Aunque hay diversas opciones y combinaciones, las 4 emociones con las que el marketing emocional suele trabajar son la felicidad, la tristeza (con intención de conmover), el sentimiento de pertenencia y el miedo y la sorpresa.

La felicidad

La búsqueda de la felicidad es una carrera interminable en la que la mayoría de las personas nos encontramos y, por eso, es la emoción más fácil de apelar cuando las marcas se anuncian.

Conseguir que el cliente crea a pies juntillas que la compra de nuestro producto le hace realmente feliz conlleva el éxito asegurado.

También se trata de campañas que nos hacen reír, que utilizan el sentido del humor para dejar huella en el subconsciente del consumidor.

La tristeza

Aunque todas las marcas persiguen hacer felices a sus clientes, no podemos centrarnos sólo en la felicidad a la hora de desarrollar nuestra estrategia de marketing.

El resto de las emociones son vitales para crear dinamismo y poder contar historias. Cada vez hay más marcas que apuestan por crear anuncios con contenido conmovedor. Como ejemplos, las campañas de contenido social, como las destinadas a prevenir accidentes de tráfico o a evitar el abandono de mascotas.

La pertenencia al grupo

La gente se siente más segura y cómoda cuando pertenece a un grupo. Sentir que formas parte de un grupo que comparte algo en común genera, por lo general, satisfacción.

El sentido de pertenencia nos da la confianza y la tranquilidad de saber que el resto de miembros nos apoyan y lo mismo ocurre con las marcas.

El miedo y la sorpresa

El miedo es una parte esencial de un instinto de supervivencia y utilizarlo para las estrategias de marketing puede ser controvertido.

Es un sentimiento con el que no todas las marcas se atreven, pero utilizado con ingenio y creatividad puede ayudarnos a reforzar nuestra imagen de marca.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.