Llámanos ahora: 91 029 02 79 Contacte con nosotros  |  Iniciar sesión

¿Quién es Miuccia Prada?

Militante en su juventud del Partido Comunista y una auténtica rebelde para el entorno familiar, Miuccia Prada -conocida entre su familia como Miu Miu- se doctoró en Ciencias Políticas antes de decidirse a hacerse cargo de la empresa familiar, una marroquinería fundada en 1913.

Con Miuccia al frente, se introdujo a mediados de los años 80 el prêt-à-porter. Desde entonces, y sobre todo durante los últimos años del siglo XX y hasta la actualidad, la diseñadora italiana ha conseguido marcar el ritmo de la moda revitalizando y reinterpretando elementos presentes en el imaginario colectivo tales como el encaje, las rayas, la piel de serpiente y hasta el universo tunning. Y lo ha hecho tanto en Prada como en su otra marca, Miu Miu.

Miuccia Prada nace en Milán en 1949. Además de licenciarse y doctorarse en Ciencias Políticas, estudió para ser mimo en el pequeño Teatro de Milán.

Toma las riendas del negocio familiar en 1977. Pero no es hasta 1985 cuando lanza su primera colección de accesorios, protagonizada por las ahora famosas mochilas de nylon. Fabricar complementos con este material fue una idea totalmente revolucionara teniendo en cuenta que la piel era, hasta aquel momento, el ADN de Prada. Sus piezas de nylon, a precio de oro, responden a los bolsos formales, señoriales, tradicionales y clásicos que la italiana odiaba.

La pareja de la industria de la moda

Miuccia acusó a Patrizio Bertelli de copiarle algunos de sus diseños cuando se conocieron en una feria comercial a finales de los 70. Poco después estaban viviendo juntos y acabaron casándose. El que un día fuera un simple proveedor de la firma italiana, dueño de varios talleres de marroquinería que trabajaban para la enseña, acabó por convertirse en el hombre responsable de llenar el globo con tiendas de Prada. Las firmas de calzado Church’s y Car Shoe también están controladas por el matrimonio más poderoso de la industria.

En 1986 Prada abre su primera boutique en EE. UU., concretamente en Nueva York y en 1989 se presenta, por primera vez, la colección femenina de Prada de prêt-à-porter en Milán.

Ya en el 92, crea la marca Miu Miu, apodo familiar de Miuccia. Y en el 93 se introduce la línea masculina de prêt-à-porter, con accesorios y calzado incluidos.

En 2018 recibe el premio Outstanding Achievement que concede el British Fashion Council. Aunque la diseñadora contaba ya con dos premios internacionales del CFDA y un premio a Mejor Diseñador del Año en los British Fashion Awards.

La creadora del ugly chic

Mucho antes de que una oleada de zapatillas feas de padre invadiera las calles y se agotaran en las estanterías de los templos del lujo, Miuccia ya transformaba lo feo en bello en sus colecciones. No por motivos comerciales, sino como declaración política. La diseñadora siempre ha querido huir de la mujer sexualizada y de las siluetas tradicionales. Sus zapatos feístas son el mayor exponente de su capacidad para convertir diseños inicialmente excéntricos y alejados de la belleza clásica en objetos de deseo y éxito de ventas.

Es una de las diseñadoras más copiadas por el universo low cost. Las publicaciones de moda suelen referirse a ella como el oráculo de las tendencias. Lo que dice Miuccia va a misa y, por disparatado que parezca a primer golpe de vista, siempre acaba siendo duplicado en versión asequible por las grandes cadenas de moda pronta.

Asimismo, tal es el compromiso de Prada con el universo del arte, que en 1993 ella y su marido decidieron crear la Fondazione Prada, un espacio que alberga exposiciones, coloquios entre artistas, proyectos de diseño y arquitectura y una cafetería diseñada por Wes Anderson.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.