Llámanos ahora: 91 029 02 79 Contacte con nosotros  |  Iniciar sesión

El método Marie Kondo para organizar tus prendas

Seguro que no hace mucho que has sufrido el tedioso día dedicado al cambio de armario. La pasada semana quizá te volviste un poco loca con las compras del Black Friday, en breve llegan los regalos navideños y, más adelante, las rebajas de enero. Y entonces sucede: no queda espacio en el armario para tanta prenda y cada mañana elegir el look del día es un infierno. Pero todavía estás a tiempo de poner orden en tu vida. Hoy, analizamos el método Marie Kondo para organizar tus prendas.

Marie Kondo lleva millones de libros vendidos y la revista Times la incluyó en su lista de las 100 personas más influyentes del mundo. Kondo asegura que desde pequeña vivía obsesionada con el orden. Empezó a leer revistas de decoración con 5 años y con 15 se dedicó a estudiar seriamente el arte del orden y la organización. Ahora es consultora y se dedica a visitar casas y oficinas para aconsejar a quienes tienen dificultades para poner este deseo en práctica.

Aunque la polémica ha surgido en las últimas semanas debido al lanzamiento de su tienda online de objetos inútiles pero carísimos y muchos la acusan del fraude de animarnos a vaciar la casa para poder llenarla después con sus productos.

Más allá de esto, veamos los pros y contras del método Marie Kondo para organizar las prendas de ropa.

El efecto rebote

El mayor problema que nos encontramos cuando intentamos poner orden en nuestro armario es el almacenamiento. Según Kondo, cuando almacenamos creamos la ilusión de un cierto orden, pero lo que en realidad hacemos es ocultar cosas que realmente no necesitamos en un armario, en un cajón o una estantería. Tarde o temprano esas unidades de almacenaje se llenan y el caos vuelve a empezar. Es lo que Kondo llama efecto rebote. Por este motivo, para ella, la organización empieza por la eliminación.

El método Konmari

El pilar fundamental del método Konmari (nombre que procede de jugar con las letras de su nombre y apellido) se basa en desechar y conservar solo lo imprescindible y que nos hace felices. Algo que, según apunta, debe hacerse de una sola vez y sin dejarlo a la mitad.

El método recomienda organizar por categorías, no por ubicaciones. Con cada categoría deberás hacer lo mismo: dejar todos los objetos en un montón en el suelo para decidir uno a uno si se quiere conservar.

Para la japonesa lo más importante es decidir según del grado de felicidad que nos produce cada objeto. Hay que coger cada prenda una a una para determinar qué sentimiento genera y, si la desechamos, agradecerle el servicio que nos ha proporcionado.

Entonces, ¿guardamos aquel vestido de la Nochevieja del 99 que tanto nos recuerda a nuestro ex? ¿O los shorts del festival de música en el que tan bien lo pasamos en 2008?

Trucos para organizar las prendas

Kondo recomienda dividir las prendas en subcategorías: camisas, blusas, suéteres, pantalones, faldas, etc.

Asegura que es mucho mejor doblar la ropa a colgarla, porque podremos localizarla de un vistazo en el cajón. La clave está en guardar la ropa en vertical y no en horizontal. Hay que hacer varios pliegues en la ropa para que consiga consistencia y pueda sostenerse de forma vertical. Así, cuando abramos el cajón lo tendremos siempre todo a la vista.

La pregunta es ¿disponemos de tiempo para llevar a cabo este proceso cada vez que saquemos la ropa de la lavadora? Las menos habilidosas tenemos que hacer un máster para aprender este proceso para doblar la ropa.

En cuanto a la ropa para colgar, Kondo recomienda organizarla en el armario en función de su peso visual: las prendas pesadas en el lado izquierdo y las ligeras en el derecho. La idea es poder abrir el armario con orgullo y no sentirte avergonzado si alguien lo ve, algo que ¿realmente nos importa?

Una de las pocas cosas que esta experta en organización recomienda comprar es una cómoda para poder tener toda la ropa de temporada y fuera de temporada a mano. Y es que si cada estación guardas y sacas la ropa de temporada de cajas de plástico, además de perder mucho tiempo, puedes olvidar algunas de las cosas que tienes y corres el riesgo de que pasen de moda o vuelvas a comprar algo similar.

En este punto nos preguntamos si todo el mundo tiene espacio para ello, porque, a menudo, guardar la ropa de fuera de temporada en cajas y colocarlas bajo la cama o sobre el armario es básicamente una cuestión de espacio.

¿Y tú qué opinas? ¿Te sirve el método Kondo?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.