Llámanos ahora: 91 029 02 79 Contacte con nosotros  |  Iniciar sesión

Historia de los zapatos de tacón

Los zapatos de tacón se han convertido en un aliado indispensable para la mujer, pero ¿sabías que los primeros en usarlos fueron los hombres? ¿Y que, incluso, en algunos lugares estaban prohibidos para las mujeres?

Hoy hacemos un repaso a la historia de los zapatos de tacón. Sigue leyendo y descubre anécdotas, curiosidades e historia.

En algunas ilustraciones del antiguo Egipto ya se representan hombres y mujeres sobre zapatos elevados. Se cree que el origen de los zapatos de tacón se remonta al siglo XV, cuando era necesario que el pie encajara en el estribo durante las maniobras con caballos, fundamento de las botas de cowboy actuales. En algunos dibujos de Leonardo Da Vinci también aparecen ilustraciones de zapatos de tacón alto relacionados con el manejo de caballos.

En Europa, Catalina de Médici lució zapatos de tacón en su boda con Enrique II de Francia, contribuyendo, así, a popularizar este calzado. En 1660 un zapatero denominado Nicolás Lestage fue capaz de realizar unos zapatos de tacón alto para el rey Luis XIV, este diseño pronto hizo su variante para mujeres e incluso madame de Pompadour llegó a vestirlos, dando nombre a los denominados “tacones pompadour”.

En la década de 1670 Luis XIV firmó un edicto donde se estipulaba que sólo los miembros de su corte podían calzar zapatos con tacones rojos. Pero en la práctica la alta sociedad calzaba zapatos de tacones no autorizados e imitaciones.

Luis XVI, el cual era llamado el Rey del Sol, empezó a utilizar tacones para disimular su corta estatura y con esto dio un giro en la moda del calzado.

A manera de anécdota, los tacones altos originarios de Francia originaron leyes en su contra, como en la colonia de Massachusetts, donde se aprobó una controvertida ley para prohibir su uso. Textualmente la ley señalaba que “toda mujer, ya se trate de vírgenes, solteras o viudas, que tras darse a conocer esta Ley seduzca o engañe con fines matrimoniales a cualquier súbdito masculino de Su Majestad mediante el uso de tacos altos” quedaría sujeta a los mismos castigos que se aplicaban a las brujas.

Algunas damas de la aristocracia llegaron incluso a utilizar zapatos con tacones que medían más de 15 centímetros, pero para poder caminar bien necesitaban bastones que las sostuvieran. Tanto el parlamento inglés en el siglo XVII como las autoridades venecianas llegaron a prohibir su uso por inmoralidad, ya que hubo casos de mujeres que se habían caído utilizando estos zapatos y que habían perdido el bebé que esperaban.

El nombre de Stiletto se le atribuye al comerciante y diseñador italiano Giacomo Pirandelli barón de Styletto, quien diseño y produjo a finales de la década de 1760 un calzado con un vástago (tacón de aguja) necesario para las maniobras ecuestres de los jinetes y como soporte para las espuelas.

Con el paso de los años, los hombres comenzarían a ver el zapato de tacón como un calzado afeminado y dejarían de usarlos, pasando a ser de uso exclusivo pàra las mujeres.

En 1923, Salvatore Ferragamo elaboró finos tacones de salón y los incorporo al mundo de Hollywood a través de la película épica ‘Los diez mandamientos’.

Comentario (1)

  1. Pingback: Lo más leído en MCM en 2015Mobiliario Comercial Maniquíes

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.