Llámanos ahora: 91 029 02 79 Contacte con nosotros  |  Iniciar sesión

El origen de las botas cowboy

Esta temporada, las botas cowboy están más de moda que nunca. Son una de las grandes tendencias de este otoño, pero ¿cuál es el origen de las botas cowboy? Repasamos la historia de este calzado.

Los historiadores no pueden ponerse de acuerdo sobre quién creó la primera bota cowboy. Algunas fuentes argumentan que los Hunos fueron los primeros en usar este tipo de botas. Otros dicen que las botas camperas (o vaqueras como se conocen en el mundo anglosajón) vienen de Kansas.

La bota campera o cowboy

En el siglo XVII nace la primera manufactura de producción de esta clase de botas, exactamente en el año 1642, cuando Thomas Pendleton fabricó nada menos que 4000 pares de zapatos y 600 pares de botas para el ejército inglés. Esto solo sería el germen de lo que estaría por llegar siglos después con la Revolución Industrial del siglo XIX.

A mediados del siglo XIX, los vaqueros usaban botas lisas pero resistentes para comodidad y protección mientras realizaban trabajos difíciles y algunas botas de vestir, con diseños más refinados, para ocasiones especiales. La gran afluencia de inmigrantes europeos y una fuerte presencia militar dieron origen a las botas Wellington, una versión más alta de la bota de corsé moderna.

Las botas siempre se hacían a mano y los mejores fabricantes de botas buscaban formas de ensamblarlas de manera eficiente. A menudo recurrieron a la elaboración de botas con siluetas más simples, como las botas Wellington y Hessian, asequibles y prácticas para los trabajados relacionados con la ganadería.

El estilo de vida vaquero se transformó en los años 30 y 40 del siglo XX y ya no se centraba exclusivamente en la practicidad, sino también en la moda y el estilo. La influencia de Hollywood y la creciente popularidad de las películas “Western” llevaron al diseño de coloridas botas cowboy y cueros exóticos. Actores, como Gregory Peck y John Wayne, comenzaron a usar estilos más modernos, causando una mayor demanda de versiones coloridas.

En la década de 1960, la bota cowboy pasó por otra transformación. Los jóvenes, en ese momento, perdieron interés por los lujosos diseños usados por sus padres y abuelos. Buscaron diseños más simples, muy parecidos a los calzados por los vaqueros originales del siglo XIX. Los fabricantes respondieron con botas con tacones bajos y cuero simple en tonos negros y marrones. Esto cambió rápidamente durante los años 70 con la popularidad de los dedos en punta. No fue sino hasta los años 80, con el lanzamiento de la película Urban Cowboy, que los aficionados al vaquero comenzaron a solicitar botas negras y blancas con puntas.

La diferencia entre botas camperas y botas cowboy

El tacón de la bota campera es poco elevado: tienen la altura suficiente como para que la planta del pie no sufra y al mismo tiempo, ayude en la circulación y en la pisada.

En cuanto al diseño, el estilo de la bota campera es sencillo con uso de colores tierra y naturales. Su caña suele ser de media caña o más altas y con poca frecuencia lleva cremallera. La gran mayoría cuentan con una caña ancha y holgada que encaja perfectamente con cualquier pierna. Están confeccionadas en piel moldeable para que puedas arrugarla a tu gusto. Además, cuenta con una horma estilizada y la punta de pie es normalmente redondeada.

En cambio, la bota cowboy de mujer tiene un diseño muy marcado y característico. Es muy fácil distinguirla por sus líneas más exóticas apoyadas con adornos o bordados. Su caña es más baja o media y se representan mucho con la parte superior de la caña con un corte en forma de «boca de pez» y la punta bastante puntiaguda.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.